Refrigeración industrial

Una vez que el compresor llega a nuestro taller procedemos a:

  •  Desmontar compresor
  •  Verificar piezas dañadas
  •  Sustituir piezas dañadas
  •  Limpieza y puesta a punto de todas sus piezas
  •  Rectificados (si son necesarios)
  •  Rebobinar estator (en caso de ser necesario)
  •  Remontaje del compresor
  •  Carga de aceite
  •  Pruebas y pintura

Una vez terminada la reparación y superadas las pruebas de salida, procedemos a depositar el compresor sobre una base de madera que facilite su manejo y es cubierto con una película plástica para protegerlo del agua y el polvo.